jueves, 1 de julio de 2010

Baila como si nadie te estuviera viendo.


Trébulo divague, es el que me mantiene viva. Vivir es sentirse libre, y ser libre es correr sin prisas hacia el delgadogrueso horizonte que conlleva el desafío de saber vivir.Ser libre es como cuando bailas como si nadie te estuviera viendo y puedes liberar por fin eso que llevas adentro, que grita por salir, pero que tan inoncente y tontamente intentas tapar para que no sea oido, para que no sea visto.Si supieras cuantas guerras pueden pararse con tu sonrisa y cuantas almas pudiesen volar si tendieras la tuya al viento, cuantas bocas dejarían escapar risotas felices, que cuan felices pudieran hacer a otros. No hay más que decir, es preciso vivir libre.Libre de todo aquello que te apaga. Tomá de vos todo, por que todo eso, lo bueno y lo no tan bueno, todo eso, sos vos. nadie puede caminar tus pasos, ni volar tu propio sueño. aunque no quieras eres el unico proagonista de esta historia, que puede recomenzar hoy. Dale sentido. Date lugar a tener vidas muchas veces envueltas del rótulo insólito, porque al fin de cuentas, esos días insólitos suelen ser los que realmente te hicieron plena. Porque fuiste vos quien tomó las riendas del tiempo y las ganas. Elegiste vivir. Recuerda que igualmente nunca estuviste sola. Ya lo escuché alguna vez, silencioso y paternal, te vemos detrás de cada suceso.Otra vez tendiste mi mano, y no me dejaste caer.Entonces, prefiero divagar.Porque por fin, con certeza puedo decir que me he lanzado a vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada